Mi camión, como sea nos ha sacado adelante

20 de agosto 2021 9:00 por:

Luis prefiere el anonimato para hablarnos de su situación. Hace ocho años laboró con un NPR recorriendo el Ecuador para poder comprar el vehículo que hoy tiene, y le ha sido muy difícil porque cuando ya estaba por pagar las últimas letras del crédito, cayó la pandemia.

“Con mi familia pensamos en vender el camioncito, pero nadie quiso comprarlo, creo que el destino no quería que nos deshagamos de nuestra fuente de sustento”. Su esposa y sus hijos crearon un emprendimiento para sustentarse, “Dios es tan grande que alcazaba para pagar la letra del carrito”.

Cuenta que no ha querido formar parte de alguna empresa de transporte porque “para ingresar es un gasto y estamos endeudados. Puede ser que más adelante lo haga pues varias personas me han sugerido e invitado. Por ahora trabajo para mí, en realidad soy independiente”, afirma.

Transporta muebles, arroz, azúcar, frutas, repuestos de vehículos, entre otros. Opina que es mejor trabajar como independiente para negociar el flete que, a veces, no representa lo que cuesta el viaje, pero le toca aceptar para que algo ingrese. Dijo que en estos últimos meses ha logrado contactarse con clientes que le pagan mejor y con eso le alcanza para continuar. También mencionó: “tuvimos un chofer para la nave, pero por la crisis me tocó agradecerle: es un buen conductor, tal vez más adelante lo vuelva a contratar”.

Afirma que actualmente conductores independientes, particulares y los de empresas, buscan salir de la crisis como sea; “la ventaja es que vivimos en frontera y los carchenses somos verracos y nada nos intimida. Más adelante las cosas serán diferentes y los conductores tendremos mejores días junto a nuestras familias” sentencia Luis.