La vacuna a conductores sembró tranquilidad en el gremio

20 de agosto 2021 9:03 por:

A trabajar sin miedo. La alegría fue evidente, todos usaban mascarilla, pero a través de sus miradas denotaban paz y tranquilidad. Ese contento fue durante la vacunación contra la COVID, al grupo de 14 mil choferes del Azuay. Ellos debieron esperar casi un año, en medio de exigencias y pedidos, para ser considerados entre los grupos vulnerables, tras su retorno paulatino al servicio de movilización de pasajeros.

“Era preocupante. Tenía mucho recelo a contagiarme y llevar el virus a mi esposa e hijos”, expresó Jorge Tapia, conductor urbano. Sostuvo que ahora ya puede cumplir con algo de tranquilidad lo único que sabe hace: conducir un bus.

Dentro del plan fueron considerados los choferes del servicio urbano, interparroquial e intercantonal. Se incluyó a sus familiares llegando a 30 mil los vacunados del gremio. Los costos de jerviguillas e insumos cubrieron las cooperativas y el Sindicato de Choferes Profesionales del Azuay¸el proceso de inmunización de cumplió en el Coliseo del gremio