La transportación urbana, en grave crisis

20 de agosto 2021 9:00 por:

La Pandemia y el incremento en el precio de los combustibles ha dejado en la quiebra al transporte urbano. Según Oswaldo Cazorla, representante de la operadora Bustrap, la baja de ingresos ha obligado a algunos de sus compañeros a vender las unidades, porque no pueden cubrir las deudas en los bancos y las casas comerciales.

Según el estudio de este año presentado a Movilidad, en una ruta hoy se recogen 5 pasajeros, a diferencia de antes de la Pandemia, que era mínimo 13. Esta baja afecta la rentabilidad y no permite cubrir los 65 dólares que se necesita a diario para cubrir los costos de combustible, pago al chofer, alimentación y más.

En Cooperativa Puruhá esta realidad se repite. La socia Marielita Cazorla, lamenta que muchos de sus compañeros hayan vendido sus unidades para pagar deudas. Tomado en cuenta la situación por la que atraviesan, pide al Gobierno congelar el precio de los combustibles y reestructurar las deudas en las financieras. En cuanto al segundo punto, no se sienten apoyados, ya que, si bien se extendió el plazo de pago de los créditos, les cobran con un nuevo interés.