La homologación, la bitácora de mantenimiento y los siniestros

20 de agosto 2021 9:00 por:

Con frecuencia nos informamos de graves siniestros por imprudencia, mala maniobra, exceso de velocidad, entre otras; pero, no se analiza la posibilidad que su origen estuvo en la falta de elementos mínimos de seguridad del vehículo.

Con este punto de discusión, entrevistamos al Ing. Fabián Espinoza, profesional con amplia experiencia en la gestión y gerencia del transporte público, quien hizo un análisis al respecto.

Comenzó señalando que, entre las nuevas autoridades, está el Ing. Marcelo Cabrera, Ministro de Transporte y Obras Públicas, quien cuando fue alcalde de Cuenca, trabajó para generar seguridad en el transporte público, “debemos aprovechar de su experiencia y sus conocimientos”, sugirió.

En nuestro país, la carga impositiva a la venta de vehículos es alta, por lo que el Ministro de Producción debería enfocarse en los costos asociados a la seguridad exigidos para los automotores y no solo en los documentos de certificación y homologación.

Bitácora de mantenimiento y RTV

Es super importante, dijo Espinoza que con la homologación se implemente la bitácora de mantenimiento, sobre todo para vehículos comerciales, y que los sistemas homologados se mantengan en el tiempo. 

La certificación previa a la homologación debe realizarse con una revisión física y documental para evidenciar la existencia de los elementos. No confundir con solo hacer pruebas para determinar que se cumplan los reglamentos, porque lo que se busca es verificar que lo que está escrito en los documentos esté incorporado en las unidades. Actualmente, el reglamento indica que la certificación previa a la homologación es únicamente documental; es decir, solo en los papeles consta que el vehículo contiene lo obligatoriamente exigido.

Lo que se esperaría (se lo hacía hasta 2015), es que las casas comerciales presenten sus prototipos, que se los certifique, homologue y luego, durante la nacionalización, debe hacerse una revisión por muestreo en el concesionario, para asegurar al comprador que el vehículo está homologado y así el ccmprador no se encuentre con sorpresas al momento de la Revisión Técnica Vehicular.

La Ley de Defensa al Consumidor y los Reglamentos de Seguridad que deben cumplir los vehículos avalan estas prácticas, y esperamos que las nuevas autoridades las hagan cumplir.

Mantener los parámetros mínimos de seguridad exigidos para el transporte comercial y particular, requiere de mantenimiento preventivo y correctivo especializado. Pero, la RTV se vuelve laxa cuando lo que certifica es el estado del vehículo en un determinado momento en el tiempo; es decir: posar para la foto (haciendo un símil: “bien peinado para la foto”).

Lo que realmente abonaría para disminuir los siniestros por causas atribuibles al vehículo, es una Bitácora de Mantenimiento, en donde se evidencie que el mantenimiento preventivo y correctivo se lo realizó con los insumos precisos, en condiciones ideales y con mano de obra calificada. Es decir: evidenciar que la inversión del dueño en mantenimiento se lo realiza correctamente.