‘Ardió Troya’ por peaje en San Antonio

20 de agosto 2021 9:00 por:

El peaje de ingreso a General Villamil Playas, el primer balneario guayasense, entró en funcionamiento y cobran un dólar a los carros livianos y, en consecuencia, “ardió Troya” porque los comuneros señalan que su economía se afecta por estas casetas. Para llegar a Playas también hay que pasar por el peaje de Chongón. “Dos dólares para entrar y dos más para salir, es mucho para una economía vapuleada como la nuestra”, dice Tomasa Campuzano, una comerciante de comida en el malecón de Playas. 

Los buses intercantonales y los de Coop. Villamil sienten el porrazo. “Son USD 6 en cada caseta, doce dólares de una ciudad a otra. Viajamos semivacíos debido a los pocos pasajeros y al distanciamiento protocolario”, explicó Roberto Baque, dirigente de la Cooperativa.

Los playenses renuentes marcharon desde el Cabildo local hasta los peajes para protestar. “Peaje ladrón”, era la frase que centenares de gargantas replicaban con intermitentes palmoteos. La estación de la discordia está compuesta por tres casetas para carros pequeños y una para carros pesados. La concesión la tiene Cvialco.